Unión falsa

Estas últimas semanas, al estar examinando algunos documentos y archivos de la Academia Nacional de Medicina, he descubierto o más bien redescubierto la grave situación informativa por la cual pasa la mayor parte de nuestro país, lo que ha tenido efectos desastrosos.

México, desde las épocas virreinales, ha sido un territorio étnicamente dividido de una manera muy brusca, lo que ha causado las fricciones que hoy en día nos están llevando a la ruina como país y sociedad, impidiendo de una manera muy violenta el progreso y la civilización.

pueblos-indigenas

Existen individuos quienes afirman que México es un país muy unido por nuestras tradiciones y por nuestra cultura; sin embargo, estas personas viven en un país que no existe y nunca ha existido.

Existen otras personas quienes afirman que los Mexicanos sólo nos unimos cuando juega la selección Mexicana y existen otro grupo de personas quienes afirman que esto es cierto, siempre y cuando el equipo Mexicano tenga buenos resultados.

Hemos de saber que una sociedad que se une y se desune dependiendo del curso que tome un balón de futbol es una sociedad que se encuentra muy, pero muy detrás de los estándares de una civilización capaz de mantener el ritmo necesario para competir con un mundo que avanza a pasos gigantes.

A su vez estas doctrinas ignoran el hecho de que existen muchísimos mexicanos quienes no se consideran como una parte de este país y quienes además recienten el hecho de ser parte de una nación que les ha oprimido severamente desde el nacimiento de este país.

Este grupo de personas e individuos no tienen ningún interés y muchas veces ni siquiera conocimiento de la selección Mexicana ni del futbol en general, ya que su lengua es otra y su interés primordial es sobrevivir.

Este grupo de personas son los integrantes de los pueblos indígenas, un grupo de pequeñas naciones cuya lengua, usos y costumbres no tienen nada que ver con México como lo conocemos muchos de los mexicanos y el mundo.

Esta identidad natural de los pueblos indígenas les ha impedido de una manera muy fuerte el conseguir la integración social necesaria para conseguir una identidad nacional, lo que les ha causado enormes problemas de supervivencia, tanto culturalmente como físicamente.

Esta falta de integración al sistema sociopolítico-cultural mexicano les ha hecho la vida imposible a los pueblos indígenas y les ha traído una nube obscura, de la cual no se han podido deshacer ni ellos ni sus descendientes.

Este es un problema que les ha causado hasta una importante falta de evolución física, que a su vez se refleja en su desempeño intelectual.

Con esto me refiero a un fenómeno que está aplastando a las comunidades indígenas, que consiste en una malformación de la masa cerebral, que les reduce sus capacidades naturales de una manera bastante considerable.

Este fenómeno es causado por la falta de alimentación y de nutrientes absorbidos por los individuos en los primeros cinco años de vida, un periodo fundamental en la formación de los seres humanos.